CATORCE de septiembre

De esos días en los que tienes que hacer mil cosas: llamadas, y llamadas y más llamadas. Ian, ¿Acaso se puede ser más consentido?. La celulitis más sexy del mundo. Una vista al huerto, y a las hierbas que han nacido. Una cachapa y el culete de Chejov como medida de presión para cerrar el ordenador.

Así de normalito fue este CATORCE.


 

Cada 14 de mes la cámara estará encendida para grabar cómo transcurre ese día en nuestras vidas. Detrás del aparente voyeurismo de CATORCE, se esconde un experimento: demostrar que ninguna vida es perfecta, que somos más normales de lo que puede parecer.

No todos los días son increíbles, ni los desayunos maravillosos, ni tenemos el mejor look, e incluso puede que sea rutinario y aburrido… Pero siempre hay pequeñas cosas. Como dice Mario Benedetti “Todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada”

2 comments

  1. Esther says:

    Me dan calma tus catorce, Tiby. Me gusta colarme en esos momentos de tu rutina, como el que mira por un agujerillo. Muy curiosa la tortita de maíz, al principio no tenía ni idea de qué estabas inventando, jeje… Y tu miércoles terminó como el mío, con Top Chef (que nos gusta un programa de cocina). Por cierto, ¿tienes favorito ya?
    Un besote enorme, familia

    • Tiby says:

      Ay que bonita Esther. Somos muy fan de Top Chef y cuanto concurso de cocina hay. Creo que todavía no tengo favorito, pero va de punteor el alemán, me parece buena gente… Eso sí la loca que pega gritos: ay dios,me pone de los nervios y a la vez me da mucha risa ese exceso de entusiasmo, jajajaja…
      Un beso bonita!

Deja un comentario