CATORCE de octubre

Voy a confesar algo, una de estas cosas extrañas que a veces tenemos los humanos: a veces, miro al azar una fecha del futuro en mi agenda blanca e impoluta, y fantaseo con qué grandes cosas haré ese día. Cuando llega esa fecha, miro hacia atrás y hablo con mi “yo” del pasado “Si te hubiera dicho que esto, o aquello pasaría…”

Ya sé que es un poco extraño, este “diálogo imaginario” y que parece más metafísica que una manía mía… Pero, si alguien me hubiera dicho el CATORCE pasado, todo lo que cambiaría en un mes.

La vida es una cajita de sorpresas, de un CATORCE a otro, todo es tan diferente…

Cada 14 de mes la cámara estará encendida para grabar cómo transcurre ese día en nuestras vidas. Detrás del aparente voyeurismo de CATORCE, se esconde un experimento: demostrar que ninguna vida es perfecta, que somos más normales de lo que puede parecer.

No todos los días son increíbles, ni los desayunos maravillosos, ni tenemos el mejor look, e incluso puede que sea rutinario y aburrido… Pero siempre hay pequeñas cosas. Como dice Mario Benedetti “Todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada”

2 comments

  1. Mary Galou says:

    Bienvenida de nuevo a tu CATORCE! Me encanta el experimento :)
    Por cierto, enhorabuena por el nuevo miembro de la manada que se me pasó comentar. Y esas crepes de avena tienen una pinta muy genial!

    • Tiby says:

      Gracias! Pues la receta de los crepes es muy fácil, y con eso de que son con carbos buenos, pues mejor que nos cuidan la belleza tropical de cuerpos que nos gastamos, que no serán de modelos, pero están muy guapos :)
      Un besote de parte de toda la manada (algunas babas y pelos incluidas)
      :)

Deja un comentario