Detalles: Los olores de mi vida

Un día mientras procrastinaba por Internet, encontré Detalles una comunidad que ha formado Gretelain, para que quienes nos lean, conozcan un poco más de nosotros. Cada mes, Greta propone un tema sobre el que se escribe un post.

¡Me encantó la iniciativa y me apunté de inmediato! Este es mi primer post para Detalles, y va sobre olores. Estos son los aromas que mejor describen quien soy, los que más me gustan, los que me recuerdan mi niñez y los que forman parte de mi día a día.

el olor del cafe

1.- Café recién colado: mi día comienza con el sonido de la greca y el olor del café. Antes de eso soy nada. No sólo se trata de mi adicción al café, sino de un ritual que disfruto: desde abrir el pote del café molido hasta ese momento en el que se sirve en una taza. Dos veces al día este olor me revive y me conecta con una de mis tareas de adolescente en casa: yo me encargaba de hacer café y según mis abuelo era el mejor del mundo. ¡Y yo orgullosísima de ese piropo!

el olor de la lluvia

2.- Tierra mojada: yo soy de día soleados, pero la lluvia que cae un domingo me parece perfecta. Disfruto del olor de la llovizna, del aroma de la tierra húmeda. Creo que es uno de los momentos en los que se puede conectar con la naturaleza, a pesar de vivir en la ciudad.

el olor de las sábanas lavadas

3.- Sábanas recién lavadas: la bienvenida perfecta a morfeo es el de las sábanas recién lavadas. Estoy clara que si algún día soy millonaria una de mis extravagancias será que todos los días me coloquen sábanas recién lavadas.

el olor de los libros

4.- Las páginas de los libros: no me importa si son nuevos o viejos; me encanta cómo huelen los libros. A la hora de elegir uno en la biblioteca –lugar al que voy al menos una vez al mes– leo la sinopsis del libro, la primera hoja, las dos últimas líneas y luego lo huelo. Manías que tengo, pero así es que selecciono el que me va a acompañar durante el mes.

bulldogs

5.- Las “plumitas” de los gordos: tengo 3 bulldogs – mis gordos- y si no conocen bien a la raza, son conocidos por ser amorosos, roncadores y  fabricantes de pedos poderosos. No es un olor agradable pero este post va de olores que me definen, y si no lo coloco aquí sería una farsante. Sus plumitas forman parte de nuestro día a día y nos hacen reír porque a veces son tan, pero tan podridos que no lo podemos creer. También hemos pasado vergüenza cuando deciden recibir a la visita y mostrarles su afecto con un bombardeo fugaz.

¡Que poderoso sentido es el del olfato! Y no lo digo solamente por la posición #5 de mi lista, sino por su capacidad de conectarnos con los recuerdos, lugares o personas. ¿Algún olor especial en tu vida? Si no lo tienes, puedes venir a casa que te invito a un café; o a ver los demás olores de mis compañeras

*Todas las imágenes han sido tomadas de Pinterest. Excepto las de mis gordos, que me tienen como su fotógrafa personal.

8 comments

  1. Grete says:

    Que bonito post! Las fotos preciosas y los olores muypersonales!!! Coincido con el olor de ropa limpia, me encanta!!! Y el de los libros, me chifla!

  2. Leticia says:

    Qué post más bonito :)) Me encanta el olor a café, pero en casa de mi madre, al igual que el olor de sus sábanas limpias, aunque usemos el mismo jabón, nunca es lo mismo ;))

    • tiby_fuentes says:

      Leti, muchas gracias! Pues sí opino igual, ni comprando el mismo detergente, ni colocándole un poco más o un poco menos de suavizante, he podido lograr que las sábanas huelan como las de mi casa, en este caso las de mi abuela.

      Esperemos que si tenemos hijos, en algún futuro ellos digan lo mismo de nuestras sábanas jajaja.

      Un beso, me voy a pasear un ratito por tu blog.

Deja un comentario