DIY: exfoliantes y mascarillas caseras para consentirse

 

No quiero ser quejica, pero algún suceso extraño ocurre que luego de los 30 el cuerpo cambia. La piel sobre todo. En mi caso, basta salir de la ducha para sentir la cara como un cartón.

Y uno se preocupa y se coloca todos los potingues y sahumerios que tiene en la repisa del baño. Una amiga me recomendó usar cristales de sábila, pero la que tengo en casa es anoréxica, decir que tiene dos centímetros de grosor ya es una exageración.

Así que decidí investigar recetas y probarlas, de hecho ya les adelanté un poco en Catorce en incluso les mostré cómo lo hice. Conseguí recetas para hacer exfolialiantes y mascarillas caseras para cuerpo, nariz y labios, que sólo se usan una vez por semana y una mascarilla para el rostro. Así que digamos que esto es un tratamiento completo, un cariñito para darse una vez a la semana.

Los resultados fueron fantásticos, más allá de lo que podría haber imaginado. Debo admitir que quise poner a prueba estos remedios caseros y no usé ningún otro producto, con la idea de saber que tan real era el efecto: pues “muy y mucho”.

La piel me quedó naturalmente suave, sin lo pringoso que a veces puede ser una crema, además con efecto durarero, porque el cambio se mantuvo durante la semana.

Con mucha vergüenza pido perdón a la sabiduría milenaria de las abuelitas por mi pecado, expiaré mis culpas una vez a la semana: con avena, sal gruesa y miel. ¡Vamos a las recetas por orden!

Menta y azúcar para lo labios

Es perfecta para quitar la piel muerta de los labios, e hidratarlos.

  • ½ cucharada de azúcar glass o azúcar en polvo
  • ½ cucharada de aceite de oliva
  • 1-3 gotas de aceite de vainilla

Mezcla todos los ingredientes y masajea suavemente sobre los labios durante un minuto. Enjuaga y listo.


Tomate y sal para la nariz

Esto lo vi en internet en el canal de Isasaweis y es para quitar los puntos negros. No es agradable, porque puedes llegar a sentirte una ensalada cuando te frotes con el tomate, pero vale la pena.

  • 1/2 tomate maduro
  • sal gruesa

Coloca la sal gruesa en un plato, y presiona el tomate contra la sal, para que se cubra. Ahora frótalo contra la nariz y contra la barbilla que es otra área que suele llenarse de puntos negros. Retira con agua. Y listo.


Exfoliante cítrico para el cuerpo

Yo usé estas cantidades para una sola vez, pero puedes aumentarlas, guardarlas en un frasco de vidrio y tenerlo siempre a la mano para exfoliarte una vez a la semana, o para regalar.

  • 3 cucharadas de sal gruesa o azúcar morena
  • 3 cucharadas de aceite (jojoba, almendra, olivo, etc).
  • 1 cucharadita de ralladura de cítrico (limón, lima, naranja) y si tienes esencias cítricas puedes agregarle unas gotas

Mezcla todo bien y aplica sobre la piel en la regadera, da un masaje. Evita la cara, que de esa nos encargamos ya


Mascarillas de avena

El gran descubrimiento y mi nuevo amor. Esta maravilla me dejó el rostro hidratado y suave. A esta mascarilla le he prometido amor eterno.

  • 4 cucharadas de avena en hojuelas
  • 3 cucharadas de agua caliente
  • 2 cucharadas de yogur natural
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 clara de huevo

Primero mezcla las hojuelas de avena con el agua caliente (No la hiervas piensa que lo vas a usar en tu carita). Espera unos minutos que los copos absorban un poco el líquido. Luego agrega el yogur natural, la miel y una clara de huevo y mezcla muy bien.

Es hora de aplicarte la mascarilla, masajea tu rostro y déjalo hacer su magia por 15 minutos. Antes de aplicarte la mascarilla, colócate una franela que se pueda manchar (porque pasará). Para retirarte la mascarilla usa agua fría… y ahora disfruta de la magia de tun rostro suave.

¿Has probado alguna receta casera para hidratar o exfoliar? ¡Pues compártela conmigo, que estoy expiando mis culpas! Y si te animas a hacer estas recetas, vuelve por aquí y cuéntame cómo te fue.

7 comments

    • Tiby says:

      También puedes probar con azúcar y esencia de vainilla. Es divino! (provoca comérselo, y es más suave que la menta)

      Gracias por pasar :)

    • Tiby says:

      Por favor… sobre todo, si tienes que elegir una haz la de avena y tendrás piel de bebe, lo juro! Es más… esta semana me hago también mi sesión de spa casero: porque nos lo merecemos, Silvia!

      Un abrazo guapa!

Deja un comentario