Paredes: tan literal con su frontón.

Click en cada imagen para ampliar las fotos
Este pueblo está en la mitad de nada. Creo que fue el más pequeño de todos los que visitamos. Una calle de ida y una de vuelta, aunque en realidad, este no es un elemento particular de Paredes, ya que Tobillos y Mazarete también compartían este diseño.

Este sitio, por alguna razón, me parecía perfecto para rodar alguna película de vaqueros. No había caballos ni bares, pero sus calles a mi parecer daban mucho ese estilo.

Sus rincones son de postales, melancólicas y románticas también. Si, este sitio da para todo. Tanto así, que nuestra presentación fue en el frontón en donde montamos nuestro escenario.

One comment

Deja un comentario