Postales de Tiby: Sobre un tal don Juan Tenorio y los Mendozas

¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor, que en esta apartada orilla
más pura la luna brilla y se respira mejor?

Querido Sebastián,

Ya me han contado que eres todo un don Juan en el colegio, que todas las chicas te conocen por nombre y apellido, que te asomas a la ventana en las tardes para decirle adiós a las maestras.

¡Ah! Mi pequeño don Juan, si supieras la historia real detrás de ese nombre. Yo no la conocía, y casualmente fue Guadalajara quien me la enseñó. Cada año en la celebración de Todos los Santos, los principales monumentos de la ciudad se transforman en escenarios, donde se representa “El Tenorio Mendocino”, nombre que le dan a la adaptación de la obra de don Juan Tenorio.

Narran la historia de un galán de su época,  pero sin tu dulzura e inocencia. Éste más bien era un pillo que enamoraba a todas a modo de apuesta, para coleccionar triunfos personales. Pero, como dicen en Venezuela : “A cada cochino, le llega su sábado“. Y el sábado del Tenorio, fue una inocente chica llamada doña Inés.

Un fin de semana antes a la puesta en escena, se realizan las Jornadas Mendocinas con la finalidad de recorrer cada uno de esos monumentos y conocer más sobre la familia Mendoza, quienes forman parte viva de la historia de esta ciudad.  Nosotros, que aprovechamos nuestra condición de residentes-turistas, nos fuimos con la cámara lista para grabarte una nueva postal.

El punto de inicio es mi querido Palacio del Infantado, del que ya he contado tanto en este blog (Aquí y aquí) Desde allí un grupo de tamborileros vestidos a la época y un guía turístico nos acompaña contándonos la historia tras cada monumento. Todos ellos se levantan como testimonios de la grandeza y miseria de la familia Mendoza. Palacios, casas convertidas en conventos y hasta una  hermosa e impresionante cripta familiar, escondida en una Iglesia que están reconstruyendo desde hace años. Éste último fue construido por pura vanidad, para no ser menos que los reyes y “competir” con El Escorial.

El recorrido nos llevó por 5 lugares, permitiéndonos  redescubrir esta ciudad, sus tesoros y su historia. En cada uno de ellos, se representaba una escena sobre la historia tras cada monumento y su relación con los Mendoza

El fin siguiente, nos unimos al público que veía la representación y la lucha entre don Juan Tenorio y don Luis Mejías, ambos por cierto, muy bien representados por compañeros de mi grupo de teatro Artefasto. Entre la felicidad de ver teatro de calle, de ver a mis amigos allí deslumbrando a todos y de sentirme parte viva de algo… ¡Ya te imaginarás como estaba tu tía, y su “actriz” interior! Disfruta de esta postal, y sobre todo de los tamborileros que sé que  ahora será lo que más te va a gustar.

Muchos besos, mi ángel de amor.

Tips para no olvidar:

  • ¿Qué? El Tenorio Mendocino es una representación de la obra “Don Juan Tenorio” de José Zorrilla que se celebra anualmente en torno al 1 de noviembre en las calles y en los principales monumentos de la ciudad de Guadalajara. Las Jornadas Mendocinas, se realizan unos días antes para dar a conocer la historia de estos monumentos.
  • ¿Cuándo?: Se realiza todos los años en torno a la fecha del 1 de Noviembre. Para consultar la información, pueden visitar la web del Ayuntamiento de Guadalajara.
  • ¿A qué hora?: Generalmente se realiza en torno a las nueve de las noche y tiene una duración aproximada de 3 horas; esto dependerá del tiempo que tome en movilizarse la gente de un monumento a otro.
  • ¿Cuál es el recorrido? El recorrido comienza en la Plaza de Santa María frente a la Concatedral, Palacio de la Cotilla, El Convento de la Piedad, Palacio del Infantado, Iglesia del Convento de la Piedad para terminar en el Palacio del Infantado. Pueden ver aquí, las descripciones de estos lugares y lo que representan en la historia
  • ¿Qué comer? Las opciones son múltiples, ya que todos los bares de la ciudad están abiertos. Incluso en la misma Plaza de Santa María, donde representan una taberna, desde temprano se vende vino y bocadillos con chorizo a quienes quieran picar algo.
  • ¿Dónde consigo información? En la página web del Ayuntamiento de Guadalajara, click aquí
  • No olvidar: Por la época hay que ir muy bien abrigado. Los lugares suelen llenarse con bastante rapidez, sobre todo aquellos que son espacios pequeños como el Claustro del Convento de la Piedad. Por esta razón muchos de los asistentes, seleccionan qué escenas quieren ver y se dirigen al lugar a esperar que lleguen los actores. Nosotros vimos la 1, la 2, y la 4.

 

Deja un comentario