Crepes de pollo

Los viernes Giancarlo, sale un poco más temprano. Así que es uno de los pocos días de la semana laboral que podemos comer juntos y vale la pena esperarlo. Se me antojaba hacer unas fajitas con el pollo que había descongelado, pero sorpresa no tenías ni tortillas, ni dinero para ir a comprar a los chinos. Así que abrí la despensa y lo que tenía era harina de trigo. No habían huevos, ni leche. ¿Qué se hace en esos casos? Google. Y taraaaa aquí están mis primeras crepes de pollo

Ingredientes

Para las crepes

  • Harina de trigo
  • 1 taza de agua
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de azúcar
  • Aceite de oliva

Para el pollo

  • 1/2 pimentón
  • 1/2 cebolla
  • 2 pechugas de pollo
  • Un poco de mantequilla
  • 4 lonjas de queso amarillo tipo gouda
  • Sal con ajo

Preparación del pollo:

Se corta el pimentón y la cebolla en palitos, y se sofríe a fuego lento (Primero el pimentón y luego  la cebolla). Las pechugas de pollo se cortan en tiras, se aderezan con un poco de sal con ajo (o con un poco de sal y pimienta si no eres fan del ajo) y se hacen a la plancha en una sartén aparte. Una vez que el pollo esté listo se agrega el sofrito. Si tienen un poco de vino blanco o de salsa inglesa pueden echarle un chorrito y dejar a fuego lento. Cuando las crepes estén listas, colócale las lonjas de queso picadas en trozos, y mézclalo, le da un toque espectacular.

Preparación de las crepes:

No tengo medidas exactas, porque digamos que fue un experimento respaldado por Google, pero es sencillo hacerlas. En una batidora o licuadora agreguen una taza de agua y un par de cucharadas de harina. Comienzan a batir constantemente, y a medida que se vaya mezclando, continuen agregando cucharadas de harina. El punto exacto es aquel en el que la mezcla tiene consistencia de panqueca, es decir un poco espesa (No apelmazada). Una vez lista agreguen una pizca de sal y azucar, y unas gotitas de aceite de oliva. Cuando la mezcla está lista, rocía una sartén con un poquito de aceite, y agrega un cucharón de la mezcla.

Tips inexpertos: 

  • La sartén donde hagas las crepes, debe estar bien caliente
  • La primera crepe, siempre, siempre, siempre sale mal. No te desanimes, cuando termines la última te preguntarás si tienes sangre francesa de lo bien que te quedan
  • ¿Qué tan gruesas? Depende de tu gusto, pero toma en cuenta que si las vas a rellenar y las haces muy gruesas quizás no las puedas ni doblar.
  • El tamaño de la sartén: como yo soy un poco torpe, siempre tomo la más pequeña porque es mucho más fácil para voltearlas. Claro, siempre tengo que hacer un poco más de crepes para que mi pequeño troglodita quede satisfecho. Pero si te sientes valiente, o ya eres experta en panquecas, pues atrévete con un sartén un poco más grande.

Recetas logradas: 9/10. Para revisar las demás recetas haz click aquí, o visita la sección Cooking time (Arriba a la izquierda). Si tienes recetas pensadas sencillas para compartir, puedes escribirme por correo a info@simpletybs.com o a por el fan page de facebook.

Deja un comentario