Su pánico a las cosas peludas, me alegra el peor de mis días

Giancarlo le regaló un Elmo a Sebastián. Un peluche rojo y peludo, que habla y pide abrazos. Cualquier niño estaría encantado con este muñeco… Cualquiera, menos Sebastián que reaccionó con el mayor de los ascos. 

Grabé este video para ver qué le parecía su juguete nuevo. Su cara de asco, y el ingenio concentrado en su humanidad de 12 meses, aun hoy, después de verlo miles de veces, me sigue causando risa…

Deja un comentario