Un post para mi mamá

Para mi mamá. Una imagen no logra superar 20 años, pero al menos puedo regalarte esto.

Hace 29 años visité por primera vez España, con mis abuelos paternos. En ese viaje no sólo me monté en avión, tren y barco recorriendo muchos pueblos; sino que conocí a la familia de mi mamá: mis primos y mi tía Sarito. Tan sólo tenía tres años, por eso los recuerdos de aquel viaje son tan sólo fotos en un álbum.

Me crié con mi familia paterna, y del lado materno sólo tenía nombres, fotos y cartas. Siempre lejos, pero presentes de alguna manera en las historias de mi mamá estaban mis primos Miriam, David y Samuel; mi tío Mario y Maricarmen, quienes llenaban la maleta de mi abuela con regalos; y Sarito, la hermana mayor y confidente de mi mami. Ella ha sido mucho más que eso, es una figura maternal.

El domingo, por fin, logré re-conocerla. Como dice ella, la sangre llama. Por ahora, no puedo traer a mi mamá para que se reencuentre con su hermana; pero sí puedo regalarle este video.

Deja un comentario