#veraneoes

#veraneoes

En estos meses las redes sociales se llenan de imágenes de vacaciones, el famoso piestureo, agua salada, agua dulce, agua de piscina, palmeras, bikinis, campos floridos, aviones, juegos, terrazas…

En fin, imágenes que son sinónimo de verano y tiempo libre. Lugar común de esta temporada. De agarrar nuestras cosas, meterlas en una maleta y salir de casa. No importa si se trata de volver al pueblo o cruzar el límite territorial.

Es verano.

Pero, algunos de nosotros no podemos salir de viaje, no tenemos pueblo, o sencillamente este año no tenemos vacaciones. Sigue siendo verano, pero para nosotros no hay piestureo.

Luego de nuestro fiasco financiero invirtiendo todo en el coffeebar, esta manada no tiene planificado salir de viaje a ninguna parte. Mi cabeza ha comenzado a buscar planes sencillos para hacer, que requieran poca inversión y que nos haga felices. Porque la vida es una.

¡Y sigue siendo verano!

Las temporadas no deberían tener una sola acepción, o un sólo tipo de plan: ir a la playa, al campo. Pueden haber miles de fotos y planes que representen lo que es un verano para nosotros, incluso sin salir de casa.

¡Propongo a todos los no vacacionistas darnos un respiro! No tendremos playa, ni sellaremos el pasaporte este año, pero seguro hay  pequeñas cosas que te hacen saber que es verano.

Yo las comparto con el #Veraneoes. Una foto cada día. Así en vez de lamentarme, me recreo en todo lo que el verano es en esta casa. Con planes o sin ellos.

Porque aunque no hayan vacaciones y este año nos toque quedarnos en casa, hay miles de pequeñas cosas que estos meses me dan esa vidilla veraniega y que me hacen feliz.

Si te quedas en casa este verano ¿Te animas a compartirlas tú también usando el #veraneoes? Mientras lo piensas, te dejo con esas pequeñas cosas que me dicen que el verano ha llegado

Porque en esta casa #veraneoes

  estar inmóvil frente al abanico, para no acalorarte más de la cuenta.

 beber agua y refrescarte al mismo tiempo. La técnica es complicada y su uso excesivo puede generar charcos de agua

   reencontrarse con las amigas, reír, ponerse al día y recordar viejas historias

  ser experto en encontrar el rincón más fresco de toda la casa para hacer la siesta

VIVIR la terraza

  dejar espacio para que circule el aire (del abanico)

    desear que la ola de calor pase, con todas las fuerzas de nuestra alma. Es que lo pasamos muy mal

las persianas abajo y el sol brillante tatuando las paredes

usar el sol como excusa para esperar el autobús, acostada en la grama, bajo la sombra de un árbol

ducharse con agua fresca en el baño grande, con su ventana abierta, la luez natural y el cielo de fondo

    disfrutar de atardeceres sublimes mientras viajas por alguna carretera

  helado y carretera

    hacer siestas largas, muy largas, tan largas que puedes soñar que vuelas

refrescarse con patilla|sandía


Y para ti #veraneoes…

Deja un comentario