Confesiones desde 1.50 metros: mis 10 vergonzosos sobre belleza

Confesiones desde 1.50 metros, desahogos compulsivos en formato de vídeo de pocos minutos, y sin mucha producción.

“Por que no me van a decir que son absolutamente perfectas en todo. Por favor, no me hagan sentir tan miserable. Les tiene que pasar alguna de estas cosas… porque cada uno con sus TOC’s y sus cosillas”

Esta es mi segunda confesión, si quieres escuchar la primera haz click aquí

10 comments

  1. Espiadimonis says:

    Pues yo no sé si es pecado, pero suelo ir con la cara lavada, a parte de porque la mayoría de productos cosméticos me dan alérgia, tampoco he sido nunca demasiado de maquillarme. Los ojos sí, y me ocurre siempre más o menos lo mismo que a ti jajaja

    • Tiby says:

      Pues yo tampoco, soy de las que ama el maquillaje, y mientras más sencillo, menos patuque mejor: cejas (porque no tengo cejas!), rimel y pa la calle. Pero, luego de una vida corporativa he tenido que intentarlo. Muchas veces. Y ya ves… hasta lo básico se me hace complicado ajajajaja

      :)

  2. Elena Velvet Cat says:

    Lo que me he podido reir!!! Jajajajajaja me siento tan identificada… siempre me salgo al pintarme las uñas, no se hacerme la raya del ojo por arriba (ya he desistido y la hago solo por abajo, jajaj) ni se utilizar la mitad de los productos que venden en cualquier tienda de maquillaje xD Con el pintalabios lo que me pasa es que tengo la mala costumbre de no parar de estenderlo con los labios… y en nada acaba desapareciendo ):

    Un besote Tiby!

    • Tiby says:

      Jajajaja y luego no te pasa, que ves tutoriales en plan “vamos que hacer esto no puede ser tan complicado…” y se ven tan fácil, que uno se viene arriba y con la misma fuerza se viene arriba el patuque?! jajajaja Me hace feliz, saber que no estoy sola! Que vivan las rayas desiguales, los pintalabios que no se gastan (por falta de uso) y las uñas pintadas por fuera!!!!
      Lindo inicio de semana!

  3. Rocío says:

    Tiby… me identifico taaanto yo también… soy un desastre, encima ahora tengo delito, que empecé a trabajar en una empresa que vende Beauty :S … el otro día me dio (oh!) por ir sin gafas y llevar lentillas… en fin, todo el mundo me dijo que estaba muy “rara” jajajaja así que volví a mis gafotas

    • Tiby says:

      Rocío, pues ahora estás trabajando en “la cuna del saber” de la belleza, quizás puedas robarte un par de tips jejejeje. Yo confieso, que tampoco es que esté muy por la labor de aprender, que a mi con mi máscara, y mi pintalabios mal usado me basta.
      Ay el mundo de las gafas, yo creo que hay personas con rostro perfecto para llevarlas. Yo no tengo nariz que me sostenga las gafas, sobre todo las de sol que son las que más uso, pero aun así me empeño es usar las más grandes… jajajaja

  4. Pepe Oliva says:

    Me gusta mucho la cabecera tarareada por tiii!!! jajajajaja.

    He buscado tu perfume, moría de curiosidad.
    Ni más ni menos que de Yves Saint Laurent, casi ná.
    Cuando vaya a la perfumería, lo oleré, para saber el aroma que desprendes, jeje (esto podría ser una bonita declaración de amor).

    Lo siento, amiga, pero se pintarme las uñas, las pestañas me quedan divinas (hasta las postizas), me difumino la línea del ojo, uso un perfume en verano y otro en invierno, tengo miles de cremas y las uso todas, solo uso glos para los labios, así que imposible salirme… jajajajajajajajajajjaajjaja

    • Tiby says:

      jajaja… gracias, miles de gracias pero la que tararea no soy yo. (Yo canto muy bien en la ducha, pero no sé si me atrevería a salir de mis dominios… Soy una mentirosa, la verdad es que canto siempre, sin vergüenza ninguna, poco me importan los chillidos)

      Mi perfume es lo más. Nos amamos mutuamente, Yves me ha convertido en su esclava para siempre. Por cierto, morí de amor con tu declaración secreta de amor (sonrojamiento instantáneo… guapo tú)

      Y precisamente por guapo, es que lo sabes hacer “tó bien”! Yo sabía que esas cejas perfectas, no las puede llevar cualquiera. No, mamita de mi corazón: esas cejas son dignas de una reina. Me vas a tener que enseñar: sobre todo lo del difuminado y lo de la raya del ojo, que es que quedó espantosa… Eso sí, yo muy dignamente salgo con mis rayas desigualadas para la calle: ante todo dig-ni*dad.

      Muacks, muacks, muacks!

Deja un comentario