Mascarilla hidratante de aguacate y espirulina casera

img_0923 spir

El aguacate es un tesoro. Bueno para el cabello, para a piel, para ese corazón que tenemos todos en el estómago. Sí, estoy segura que en el estómago se oculta un corazón, que se llena de alegría cuando comemos bien y rico. ¿Y la espirulina? Es un coctel poderoso de vitaminas.

Así que combinar dos súper alimentos, no puedo sino traer maravillosos beneficios.

Vamos primero a preparar la mascarilla hidratante, y luego te explico con más detalles las ventajas de cada uno.

Mascarilla hidratante de aguacate y espirulina

Esta mascarilla tiene un gran poder para hidratar tu rostro, reducir las líneas de expresión, nutrir las células más internas de la piel, aumentar la elastina y disminuir manchas en el rostro.

Ingredientes

  • 1/4 de aguacate
  • 1/2 cucharadita de espirulina

Preparación

Antes que nada, seguro pensarás: ¿1/4 de aguacate? Sí. Cuando estés preparando una ensalada, reserva esta porción para tí. No necesitas más.

Usa un tenedor para aplastar el aguacate hasta convertirlo en puré. Agrégale la espirulina y mezcla muy bien. Disfruta mientras lo unes del precioso color verde que va adquiriendo.

Si has visto nuestro Snapchat [simpletybs], hace unas semanas atrás mostré en vivo cómo preparé la mascarilla, y habrás visto que la espirulina que tenemos es en pastilla.

No pasa nada, si es así lo único que debes hacer es machacarla, se deshace perfectamente.

Aplica la mascarilla sobre el rostro, y si te sobra, extiende hacia el pecho. Déjala actuar por unos 10 a 15 minutos y luego aclara tu rostro con agua.

El súper efecto hidratante dura por días. Comprobado.


¿Por qué usar aguacate sobre la piel?

Por casi nada… El aguacate es rico en vitamina A, C, E, hierro, potasio, niacina, ácidos pantoténico y proteínas, por lo tanto es un tónico y remedio maravilloso para todo tipo de piel: nutre y suaviaza, restaura el colágeno, elimina la piel muerta y reduce los tan temidos signos de envejecimiento.

La espirulina es el coctel perfecto

En una palabra la espirulina es un alga. Pero… también es un “súper alimento” con capa y todo, que tiene todo lo que necesitas para tu cuerpo por dentro y por fuera.

Por dentro es un complemento alimenticio rico en hierro, lo que lo convierte en un suplemento perfecto para la anemia, la desmineralización y el agotamiento. Además contiene beta-caroteno, vitamina B12, vitamina E, calcio, fósforo y magnesio.

Es baja en grasas saturadas, a diferencia de otros alimentos con alto valor nutricional, como los lácteos y las carnes, y aporta ácidos grasos esenciales, que no pueden hallarse en la carne, huevo y lácteos. También es baja en calorías.

 

¿Conocías la espirulina? ¿Eres fan del aguacate?¿Qué opinas sobre mi teoría del corazón en el estómago?